Pumas da Zarpazo a Santos 2-0

Deportes

Ciudad de México. El zarpazo que debía dar Pumas llegó en el momento preciso, al sorprender al líder Santos y vencerlo 2-0 en la jornada 12 del Torneo Apertura 2019. El triunfo será trascendental rumbo a la recta final del certamen, al permitir a los auriazules escalar a la zona de liguilla para ubicarse en el peldaño ocho con 17 unidades, mientras los Guerreros se quedaron con 23 puntos.

Los felinos consiguieron la victoria en el estadio Olímpico Universitario con un tanto de Carlos González (68) y un penal de David Cabrera (90 + 8). El final fue un suplicio para los visitantes con la expulsión del técnico Guillermo Almada (90+7) y la baja por lesión del ariete Eduar-do Aguirre.

Aunque los Guerreros fueron más ofensivos en los primeros instantes, la lluvia bajó el ritmo en la cancha. Poco a poco fueron cediendo terreno y los auriazules tomaron el balón, aunque también se les complicaba llegar hasta el área del rival.

Mientras se esperaban las emociones, la casa de los Pumas cumplió con el anuncio que realizó hace una semana la Federación Mexicana de Futbol para evitar la discriminación en los partidos al emitir un mensaje con el sonido local. Actos de racismo, discriminación e insultos a jugadores no serán permitidos en ningún estadio de futbol, se escuchaba por los altavoces.

En el terreno de juego se mantenía un duelo cerrado. Apenas aparecían algunos destellos de jugadas de peligro, que despertaran a los aficionados.

Juan Pablo Vigón se arriesgó al conectar un remate de testa que fue atajado por el arquero Jonathan Orozco. Poco después, Ignacio Malcorra desaprovechó la oportunidad más clara, al recibir un pase dentro del área y fallar en el remate al mandar el balón por un costado del arco.

En una jugada a balón parado, Malcorra engañó al rival al fingir que cobraría el disparo, pero fue Pablo Barrera quien pateó el balón. La hábil jugada no funcionó y el esférico se estrelló en el muro del rival, mandando a los equipos a los vestidores sin la celebración del gol.

El descanso se vivió con emotividad en las gradas, cuando la afición realizó un homenaje improvisado para el recién fallecido José José, el Príncipe de la Canción. La melodías de Gavilán o paloma y Lo pasado, pasado resonaron con un coro de nostalgia y efusión en el inmueble universitario.

En el complemento, Pumas se mostró más ofensivo, debía conseguir los tres puntos para avanzar en su camino a la liguilla. Juan Manuel Iturbe mandó un centro que fue detenido por Orozco, casi enseguida, Pablo Barrera mandó un pase, pero Ignacio Malcorra erró de nueva cuenta.

Santos respondió al filtrarse al área y finalmente crear una jugada de peligro, cuando Brian Lozano mandó un disparo desde el costado derecho que pegó en el travesaño, ante la mirada atónita del guardameta Alfredo Saldívar. Los felinos se salvaban.

Pumas acechaba la meta y, en un descuido del rival, puso el primer tanto. Juan Manuel Iturbe gastó la poca energía que le quedaba al correr hasta el área de Santos y mandar un pase a Carlos González, quien superó a la zaga y Orozco para poner la anotación inicial.

Los auriazules querían evitar sorpresas y defendían el marcador. Santos recuperó el control, aunque no lograban acercarse al área para buscar las redes. En el tramo final, el duelo se tornó en contra de los visitantes.

En una jugada de ataque, el delantero Eduardo Aguirre chocó contra uno de los postes del arco en busca del balón. El jugador quedó tendido en el césped; sufrió un corte profundo en la pierna derecha que le impidió continuar en el juego.

Además de perder a un hombre, el silbante Fernando Hernández marcó un penal en contra de los visitantes, luego de que José Gallito Vázquez cometió una fuerte entrada sobre Martín Rodríguez.

Con la presión por el marcador adverso y molesto por el castigo, el técnico de los Guerreros, Guillermo Almada reclamó al árbitro, pero sólo consiguió que lo expulsaran, dejando más vulnerable a su equipo.

Con frialdad, David Cabrera cobró la pena máxima al mandar un disparo de pierna izquierda, un tiro que le fue imposible de detener a Orozco y que sentenció la victoria de los auriazules.

Al término del encuentro, Míchel aseguró que su equipo honraron la camiseta de Pumas y señaló que el resultado luce más porque le ganamos al líder. Dijo que los felinos finalmente se quitaron los complejos que tenían, y lo hicieron justo a tiempo cuando tiene en puerta la última parte del torneo y deben asegurar su pase a la liguilla.

Deja un comentario