En Hallowen, macabro atentado deja 8 muertos en Nueva York

EL MUNDO ESTADOS UNIDOS

Un atentado en Nueva York ha dejado este martes, en plena festividad de Halloween, al menos ocho muertos y 12 heridos después de que una furgoneta arrollara a varias personas que circulaban por un carril exclusivo para bicicletas. El ataque tuvo lugar pasadas las tres de la tarde, hora local, en el barrio de Tribeca (Manhattan). La policía de la ciudad tiene al conductor bajo custodia y atendido en un hospital cercano. El alcalde, Bill de Blasio, ha afirmado que se trata de “un acto de terror cobarde” y ha pedido a los neoyorquinos que se mantengan en alerta, aunque de momento se considera el ataque de un lobo solitario y no parte de una operación terrorista más amplia.

El autor del atropello fue identificado tres horas después como Sayfullo Saipov, un joven de 29 años de edad que trabajaba como chófer de Uber, residente de Tampa desde el 2010. Conducía un vehículo que había alquilado en un centro de Home Depot, en Nueva Jersey. A su paso chocó con un autobús escolar, en el que dos adultos y dos niños resultados heridos. El sospechoso, de acuerdo con los testigos, llevaba dos armas en las manos. Una resultó ser una pistola que lanza bolas de pintura. Se ha hallado una nota en el vehículo en la que decía haber actuado en nombre del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). El grupo terrorista no ha asumido por el momento el ataque.

Los agentes de policía le redujeron, tras dispararle varias veces al salir del vehículo. “Se escucharon como seis tiros”, comentó tras el incidente Rubén Cabrera, que se encontraba sobre el paso elevado que cruza la West Side Highway cuando sucedió el incidente. El estudiante no podía ocultar su conmoción tras lo sucedido, después de ver varios cuerpos tendidos sobre el carril bici por el que entró la camioneta.

Saipov, originario de Uzbekistán y residente en Tampa (Florida), fue trasladado a un centro médico con un disparo en el abdomen, explicó el comisario de la policía, James O´Neill, sin facilitar más detalles sobre su estado. Fuentes de las fuerzas de seguridad, citadas por medios locales, señalaron que bajó de la camioneta al grito de “Allahu Akbar” (Dios es el más grande, en árabe). El responsable de la Policía de Nueva York (NYPD) no confirmó este extremo aunque sí se utiliza como base en la investigación. El Ministerio de Exteriores argentino, Jorge Marcelo Faurie, ha identificado a las víctimas mortales como Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi.

El alcalde, Bill de Blasio, trató de lanzar un mensaje de calma participando después en el desfile de Halloween y pidió las vecinos que este tipo de actos violentos “no rompan el espíritu” de la ciudad ni se dejen intimidar. Sí pidió a los neoyorquinos que estén vigilantes. “Si ves algo, dilo”, dijo parafraseando el mensaje que las autoridades locales repiten a modo de prevención. El gobernador, Andrew Cuomo, dijo por su parte que se trata de un “lobo solitario”. Se trata del primer ataque terrorista con víctimas mortales desde el 11-S. “Es una nueva táctica”, explicó, “con la que un solo individuo se propone causar dolor y daño y probablemente muerte”. El demócrata neoyorquino aprovechó la ocasión para pedir que se refuercen las medidas de seguridad y la presencia policial en los puntos sensibles de la ciudad de los rascacielos. “No es porque tengamos evidencias de una amenaza es más por precaución”, añadió.

Además, Cuomo confirmó que los fallecidos vinculados al episodio son 8 y que hay once heridos. De las víctimas mortales, cinco son ciudadanos argentinos y otra es una mujer de origen belga, confirmaron los consulados de dichos países.

 

 

Deja un comentario