Gobernador del estado de Mexico transmite desde el hospital donde están víctimas de la explosión en Tultepec y recibe fuertes críticas en redes sociales

#México EL MUNDO

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, recorrió el hospital de alta especialidad de Zumpango, donde presumió las instalaciones y “supervisó” la atención médica que reciben los pacientes heridos por la explosión del mercado de fuegos pirotécnicos. “Hay quienes todavía no identifican a su familiar, piensan que están desaparecidos, no es que estén desaparecidos, es que más bien no es fácil la identificación de las personas que llegaron a perder la vida”, comentó. Tras ello recibió críticas en redes.

 

Screen Shot 2016-12-22 at 2.17.02 PM

Los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Acción nacional (PAN) y  de la Revolución Democrática (PRD) exigieron una explicación al Gobierno del Estado de México y federal sobre la explosión en el mercado de cohetes de Tultepec y solicitaron que el Gobernador Eruviel Ávila Villegas sea llamado a rendir cuentas.

Norma Rocío Nahle García, coordinadora del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados , condenó la falta de supervisión tanto del Gobierno federal, como el de Eruviel Ávila Villegas en Tultepec.

“Decenas de familias enlutadas, qué te puedo decir: Morena lo lamenta y una gran responsabilidad que tiene no sólo el Edomex, sino los que tienen que hacer las supervisiones adecuadas en la pirotecnia”, dijo.

La legisladora consideró que el Gobernador Eruviel y el Presidente Municipal de Tultepec, Armando Portuguez, debe dar una explicación y asumir su responsabilidad, pues deben asegurarse que la normatividad se cumpla.

A su vez, Jorge López Martín, Diputado federal del blanquiazul, coincidió con la Diputada de Morena y criticó la “opacidad en la que vive el Estado de México”.

“Es una muestra más de la impunidad del estado de donde es el Presidente, que hay concesión ahí para que no se aplique la ley. Se debe hacer un llamado y una amonestación al Gobernador, el principal responsable que dio los permisos para manejar estos explosivos con ligereza”, indicó.

El Diputado añadió que Eruviel Ávila debe rendir un informe y dar la cara a los familiares de las víctimas y lesionados.

“El Presidente debe exigirle a su paisano que rinda cuentas y dé una explicación”, dijo.

A su vez, la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morga, criticó que en la llamada “Capital de la Pirotecnia” estos siniestros son recurrentes, pues en el año se han presentado cuatro episodios.

No se puede explicar, dijo, que se sigan repitiendo esas tragedias y las autoridades sólo se lamenten y lancen condolencias.

Mojica recordó que la producción de pirotecnia es una actividad regulada y supervisada por autoridades federales, “pero en los hechos no sucede dado la frecuencia con que se han registrado los siniestros”.

“Eso evidencia el descuido y abandono en que se tiene no solo al municipio sino a la entidad”, dijo.

Finalmente aseguró que “es urgente que las autoridades trabajen en un plan de prevención en esa zona, con acciones de protección civil eficientes que protejan la integridad de las familias que ahí habitan”, expuso.

Por su parte, Eruviel Ávila recibió fuertes críticas en redes sociales luego de que realizara una transmisión en vivo vía Facebook de su recorrrido por el hospital de alta especialidad de Zumpango en donde presumió las instalaciones y “supervisó” la atención médica que reciben los pacientes heridos por la explosión del mercado de fuegos pirotécnicos.

En las imágenes se aprecia a Ávila Villegas en el momento en el que ingresa a la zona de cubículos de aislamiento en las que eran atendidos las personas que sufrieron heridas graves y “por respeto” no enfocó los rostros de los heridos.

“Es importante que vean el equipo tan profesional que se tiene, la infraestructura médica que tenemos”, enfatizó el mandatario del Estado de México y en repetidas ocaciones preguntó a los médicos el funcionamiento de cada uno de los aparatos.

En un momento de la grabación Eruviel Ávila preguntó por el estado de uno de los pacientes que sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo debido a la explosión. Al escuchar el diagnostico el Gobernador enfatizó que el paciente se le transmitían sueros con los aparatos de punta.

Al término de la grabación el mandatario informó a familiares de un paciente que el servicio médico proporcionado a las víctimas no tendrá ningún costo al igual que el tratamiento posterior.

Luego de la publicación del video, usuarios de las redes sociales reprobaron la actitud del gobernador, pues aseguraron se trataba sólo de un show en que quería hacerse ver como un héroe.

LA BÚSQUEDA DE FAMILIARES

Este día, decenas de personas peregrinaban por hospitales en busca de sus seres queridos, un día después de una serie de explosiones en el mercado de fuegos artificiales más conocido de México que dejó al menos 32 muertos y decenas de heridos, mientras la atención se centraba en un aparente descuido en la seguridad del lugar.

Para algunas personas, el último sitio donde debían buscar era la morgue.

El Secretario de Salud del Estado de México, César Gómez Monge, dijo que otra víctima falleció el miércoles en el hospital, con lo cual la cifra subió a 32, además de que 46 personas permanecían hospitalizadas, de las cuales cinco estaban muy graves.

De los heridos, 10 son menores, incluida una niña con el 90 por ciento de su cuerpo quemado.

Desde primera hora, familiares desconsolados llegaron a la morgue en busca de respuestas que muchas veces no tuvieron: las autoridades advirtieron que algunos de los cadáveres están tan quemados que solo podrán ser identificados con pruebas genéticas.

“No encuentro a mi papá y mi mamá está muy quemada”, dijo entre lágrimas Juana Antolina Hernández. “Estoy esperando que me digan si está aquí mi papá, pero de momento nada”.

Hernández, de 49 años, tenía un local en el mercado junto al de sus padres. La fabricación de fuegos artificiales, un oficio del que está orgullosa, se ha transmitido en su familia de generación en generación.

Janet Pérez fue una de quienes logró identificar a un familiar, su tía.

“Estaba muy quemada pero se la pudo reconocer. Ahora queremos saber cómo están su hijo y su nieto, de 15 y 9 años. Nos han dicho que están en uno de los hospitales pero todavía no sabemos su estado”, agregó.

El mercado de San Pablito, en la comunidad de Tultepec, estaba bien surtido con fuegos pirotécnicos por las fiestas navideñas. Cientos de compradores caminaban por los pasillos cuando inició la serie de estallidos. En minutos todo quedó reducido a cenizas, escombros y metal retorcido.

Refugio León, un antiguo trabajador del mercado y cuya familia tenía siete locales, criticó las medidas de seguridad y sostuvo que aunque las normas establecían que no se podían colocar cohetes en los pasillos, “todos lo hacían”.

Eso, a su juicio, pudo ser uno de los motivos por los que las explosiones se extendieron.

Las autoridades del Estado de México, que bordea la capital del país, han dicho que es muy pronto para determinar la causa de las explosiones.

Ocho días antes de las explosiones, el Gobierno municipal se jactaba en un comunicado de prensa de que el Instituto Mexiquense de la Pirotecnia había calificado al mercado llamado San Pablito como el más seguro de toda la región.

Juan Ignacio Rodarte Cordero, director del Instituto dependiente del gobierno estatal, señaló en el comunicado que la seguridad se debía a que San Pablito contaba con “puestos perfectamente diseñados y con los espacios suficientes para que no se dé una conflagración en cadena en caso de un chispazo”.

En esa misma nota de prensa, Germán Galicia Cortes, presidente del mercado, aseguraba que el lugar contaba con extintores, agua, arena, pico, pala y personal calificado que sabía cómo actuar en caso de algún incidente.

Pero la realidad fue otra y el martes las llamas destruyeron el mercado por tercera vez desde 2005.

Un video mostró las espectaculares explosiones en cadena registradas poco después del mediodía, cuando cientos de personas compraban cohetes para celebrar Navidad y Año Nuevo.

El mercado de San Pablito abrió hace 16 años, pero Tultepec se dedica a la fabricación y comercialización de pirotecnia desde hace dos siglos, una industria a la que se dedica 65 por ciento de su población de forma directa o indirecta. Las previsiones de este año apuntaban a vender 100 toneladas de productos a todo el país.

En 2005 otro incendio acabó con el mercado de San Pablito justo antes de la celebración del Día de la Independencia de México. Un año después un incidente similar también destruyó cientos de puestos de venta de juegos pirotécnicos.

El Alcalde de Tultepec, Armando Portuguez, dijo que la elaboración de cohetes es una parte fundamental de la economía local. Agregó que es una actividad reglada por la ley y que está bajo “supervisión constante” de la Secretaría de la Defensa Nacional, que es la encargada de regular armas de fuego y explosivos.

“Esto es parte de la actividad de nuestro municipio. Es lo que nos da identidad”, señaló Portuguez. “Sabemos que es una actividad de alto riesgo, lo lamentamos mucho, pero mucha gente tiene su sustento en esta actividad”.

Las explosiones letales de pirotecnia han tenido, desafortunadamente, cierta regularidad en México. En 2002 una explosión en un mercado de la ciudad de Veracruz dejó 29 muertos. En la ciudad de Celaya en 1999 murieron 63 personas al explotar pirotecnia almacenada ilegalmente y en 1988 una explosión de cohetes en el mercado de La Merced, en la Ciudad de México, mató a por lo menos 68.

 

 

Deja un comentario