Karaoke Masivo Homenaje a Jose Jose

Farandula

El romance de José José colmó la Alameda Central en un karaoke masivo

Sábado 5 de octubre de 2019, Ciudad de México. Durante más de cinco horas, cientos de personas recordaron al “único e inigualable” José José, Príncipe de la Canción, en el Centro Histórico. Después de un minuto de aplausos se interpretaron sus canciones entre múltiples porras en el Viernes de Karaoke, en el kiosco de la Alameda Central.

Casi 100 espontáneos vocalistas participaron en el acto masivo con intervenciones en pista, a capella o acompañados por algún instrumento, mientras los cientos de asistentes alrededor, sentados con desenfado en las áreas verdes o de pie, sin ninguna preocupación, los seguían en las conocidas letras que encumbraron al intérprete de “Almohada”. “Que viva José José, porque esto y más se merece!”, se repetía una y otra vez.

Los aplausos se multiplicaban cada vez que se escuchaba la estrofa de “Lo pasado, pasado”, a manera de afectuosa respuesta a José José: “Pido un aplauso para el amor que a mí ha llegado; mil gracias por tanto y tanto amor”.

En la Alameda Central, ubicada a un costado del Palacio de Bellas Artes, se inició a las 13:20 horas el homenaje a José Rómulo Sosa Ortiz, cuyos funerales comenzaron este mismo viernes en Miami, donde falleció el sábado pasado.

En este espacio al aire libre, la primera canción que se escuchó fue “El triste”, interpretada por Dante Adrián. A ésta, le siguieron –para gusto o inconformidad de los presentes– “Mi vida”, “Me vas a echar de menos”, “Una mañana”, “40 y 20”, “Amnesia”, “Piel de azúcar”, “Vamos a darnos tiempo”, “Volcán” o “El amar y el querer”, entre otras que propiciaron gritos como: “¡Te queremos José, te queremos!”, “¡Desde México para Miami!” y “¡Siempre vivirás en nuestra memoria y corazones!”

Tampoco faltaron las menciones sobre los días en que estuvieron “desaparecidos” los restos de José José. “¡Estamos esperando a que vuelvas, porque eres del pueblo, eres propiedad de la nación!”, gritaban desde diversos puntos en torno al kiosco, para completar con un: “Ni Sarita podrá impedirlo, aunque se lo llevó! José Joel, Marysol, estamos con ustedes”.

Además de los cantantes improvisados y la conducción de Remambaramba, se dieron cita, fugaz y permanente, personas de todas la edades, oficinistas, transeúntes cotidianos, deportistas, turistas, hombres ataviados al estilo del homenajeado; hasta un enmascarado en bicicleta y guitarra pasaron un rato ameno en la Alameda Central.

No Faltes a este Evento dale click para mas informes
si de sabor se trata solo dale click

Deja un comentario